Blog

Seguro que has oído hablar muchas veces de los muebles de melamina pero, ¿sabes realmente qué significa esta palabra? Si no lo tienes demasiado claro, te recomendamos que le eches un vistazo a lo que te contamos a continuación, ya que además de explicarte qué es este tipo de material, vamos a hablarte de todas las ventajas de los muebles de melamina. ¿Te apetece acompañarnos?

Más barato que otros materiales

Una de las grandes ventajas de los muebles de melamina es que son más baratos que los que están realizados con otros materiales. Por supuesto, el precio también dependerá del diseño y del tamaño de la pieza. Aun así, si comparamos dos muebles con las mismas características pero creados uno con melamina y otros con madera, siempre te resultará más barata la primera opción.

Resistente

Si por algo son valorados los muebles de melamina es por ser de lo más resistentes a diferentes contratiempos. Así, este material es capaz de resistir a la luz del sol, a las altas temperaturas, al moho, a las hormigas y a los parásitos. En algunos casos, incluso, las piezas realizadas en melamina pueden soportar el deterioro que genera un cigarro encendido, una plancha caliente o el agua hirviendo. Eso sí, lógicamente no está recomendado exponerlo a brasas sucesivas, ya que en la superficie pueden salir ampollas. Mención aparte merece su resistencia a la humedad. Por eso, es muy común encontrarlos en estancias como la cocina o el cuarto de baño, aunque hoy en día también son muy demandados para otras zonas de la casa y, por supuesto, para todo tipo de piezas de mobiliario. Puedes ver un ejemplo de muebles de baño fabricado en tablero melaminizado en la siguiente imagen.

Mueble de baño moderno con espejo color blanco o ceniza

 

Limpieza y mantenimiento

Otra de las grandes ventajas de los muebles de melamina es que resultan muy fáciles de limpiar, ya que este material es muy resistente tanto a las manchas como a los diferentes productos de limpieza que hay en el mercado, incluyendo los disolventes y los ácidos, que pueden estropear otros materiales. Se recomienda, eso sí, utilizar productos químicos creados para este tipo de materiales, como la silicona líquida o los limpiadores para madera. También hay que tener en cuenta que, como la melamina está polimerizada, es decir, no tiene poros, es resistente a la acción del agua y del vapor, ya que no puede penetrar en ella. Sin embargo, no se recomienda limpiar los muebles de melamina con agua si los cantos y los bordes no están protegidos o recubiertos.

Una gran variedad de colores

Por otro lado, hay que tener en cuenta que es posible encontrar muebles de melamina en una gran variedad de colores, por lo que no te resultará complicado encontrar piezas en este material para cualquier estancia del hogar (el dormitorio, el salón, el comedor, la cocina, el baño, el recibidor…), independientemente del estilo y de las tonalidades que ya imperen en ésta. Lo mismo ocurre con las texturas. Eso sí, lo más común es encontrarlo con acabados que imitan el color de la madera.

Después de conocer todas las ventajas de la melamina, ¿te animas a escoger tus muebles en este material?